MAPA DE FOSAS DE LAS VÍCTIMAS
DE LA GUERRA CIVIL Y LA POSGUERRA EN ANDALUCÍA
Presentación Resultados Referencias Créditos Búsquedas
FOSA DE ALCALÁ LA REAL. JAÉN.
Identificación
Código. 2300203 Carácter. Zona edificada
Provincia. JAÉN Municipio. ALCALÁ LA REAL

Descripción
Fecha. 1936 Titularidad. Privada
Localización/Descripción.
Esta fosa se encontraba en una explanada de cultivo de cereal a las afueras de Alcalá la Real, a unos 500 metros de la Cárcel Municipal situada en la calle Tejuela. Esta zona de las afueras es hoy centro de la nueva Alcalá y sobre la explanada donde se realizaron los primeros fusilamientos de los primeros días de octubre hoy se levanta el edificio del Colegio Sagrada Familia de Alcalá la Real construido en los años 50.
Es imposible señalar con exactitud la localización exacta de la fosa así como su fisonomía ya que hoy se encuentra totalmente sepultada por la moderna construcción.

Contexto histórico
Víctimas. 5
Fuentes.
Relato histórico.
El 12 de Abril de 1931 las elecciones municipales fueron ganadas por la opción republicana socialista de forma muy holgada (14 concejales republicanos frente a 8 monárquicos). El periodo republicano fue conflictivo también en lo laboral; las huelgas de 1933 y 1936 en demanda de trabajo fueron secundadas por todos los sectores agrarios. Este hecho evidenciaba el fracaso de la Reforma Agraria del 32 y que el problema agrario subsistía sin visos de solución.



La caída de Alcalá la Real se encuadra dentro de las operaciones bélicas del auxilio de Granada y el posterior pasillo de comunicación con Córdoba. La sublevación militar solo fue secundada en la capital granadina mientras que todo su entorno permaneció leal a la legalidad republicana vigente. Una vez controlada Sevilla por el General Queipo de Llano, uno de los objetivos principales del ejército del Sur fue apoyar a Granada en su sedición y fortalecer así una posición estratégica en Andalucía Oriental. Una vez asegurada la posición granadina el 1 de septiembre de 1936 las tropas nacionales comienzan la ofensiva hacia Alcalá la Real para completar un pasillo de seguridad entre Granada y Córdoba que estaba en manos de los nacionales desde agosto del 36. Este pasillo estaría formado por Alcalá, Priego y Cabra y daría una ruta de comunicación segura para los sublevados, de ahí la importancia de la toma de Alcalá.



El 30 de septiembre de 1936 la caída de Alcalá la Real era ya un hecho junto con dos de sus pedanías, La Charilla y Santa Ana. Anteriormente, el gobierno de la ciudad hasta la toma de la misma recayó en la corporación municipal republicana y los comités populares que llenaron el vacío legal que dejó el gobierno republicano los primeros meses de la contienda. Este nuevo órgano de control tomó diferentes medidas revolucionarias como la detención de los derechistas mas destacados, la incautación de propiedades agrarias y la colectivización del campo para hacer conseguir una explotación digna y consecuente de la tierra anteriormente en manos de unos pocos. Muchas de estas medidas se llevaron al extremo llegándose a la ejecución de ricos hacendados, miembros del clero y cargos públicos y judiciales. Gran parte de estos actos radicales fueron realizados por las milicias del General “Pancho Villa”, destacado miembro del ejercito republicano de ideología anarquista que protagonizó varios episodios de este tipo en la provincia de Jaén.



El 1 de octubre de 1936 Alcalá volvía a tener en su corporación municipal a miembros de las familias más influyentes tradicionalmente y con peso económico y social específico. Una vez que el poder oligárquico gobernaba de nuevo la ciudad de la mano del ejército nacional, se organizó una feroz represión para acabar con las cabezas sindicales y políticas progresistas de la ciudad. En una primera oleada del 1 de octubre al 7 de noviembre de 1936 y posteriormente hasta 1938 fueron ejecutadas 60 personas, entre ellas al primer alcalde de la Segunda República Pablo Batmalá Laloya que fue ejecutado en Granada. Posteriormente con el fin de la guerra muchos presos políticos fueron llevados a Jaén donde fueron juzgados y condenados a muerte. Un total de 64 vecinos de Alcalá fueron ejecutados en las tapias del cementerio de San Eufrasio de Jaén.



En Alcalá la Real, transcurrido algo más de un mes de dominio nacional en la ciudad las ejecuciones fueron realizadas sin juicio previo y de manera excepcional. Así, desde la antigua cárcel recorrían el escaso medio kilómetro hasta esta zona deshabitada y algo alejada de las casas del extrarradio de la destruida ciudad. Nos es imposible identificar al número de personas que descansan en este lugar pero parece ser que no fueron muchas y no superarían la decena seguramente.

Actuación
Fecha. 1950 Promotor. Entidad sin ánimo de lucro
Descripción de la actuación.
Es imposible señalar con exactitud la localización exacta de la fosa así como su fisonomía ya que hoy se encuentra totalmente sepultada por la moderna construcción.
La actuación consistió en la construcción sobre el solar que acogía a esta fosa del Colegio de la Sagrada Familia que ha sepultado esta fosa impidiendo cualquier actuación posterior.

Fotos
Municipio. Fotografía Aerea
Fosa. Fotografía a pie de Fosa

< MAPA Andalucía