Badajoz

Cuentas agrarias pendientes: la represión franquista en un pueblo pacense

La Reforma Agraria republicana nunca arrancó del todo, en parte por lo complicado de la ecuación, en parte por el obstruccionismo del lobby agrarista en las Cortes. Pese a ello, o precisamente por ello, se convirtió pronto en acicate de pasiones contrapuestas: sueños por un reparto más equitativo de la tierra de un lado, miedos a perder el privilegiado status quo del otro. Lo sucedido en el microcosmos pacense analizado permite bajar al nivel de las realidades locales, no suficientemente bien enfocadas en las historias generales.

Misión urgente de la sección del SIMP de Ejército para la necesaria ejemplaridad de las sanciones a los cautivos del campo de concentración de Zaldívar

ÍNDICE

1. De la batalla al cautiverio.

2. Del Servicio de Información Militar (SIM) a la creación del futuro órgano que dará cobertura al plan sistematizado de exterminio de los cautivos: el SIPM.

3. Organización de la Sección del SIPM en el Ejército del Centro.

4. Organización de la Sección del SIPM en el Ejército del Sur.

5. Las fuerzas del Ejército del Sur relevan al Ejército del Centro en todos los pueblos de la provincia de Badajoz.

6. El Campo provisional del caserío Zaldívar.

De nombres y números. La represión franquista en Villafranca

El franquismo siempre tuvo claro que el debate sobre la represión nunca debía de salir del ámbito numérico. Su objetivo siempre fue minimizar la represión propia y magnificar la ajena. En este sentido el propio Franco, en plena guerra, llegó a decir públicamente barbaridades tales como que los rojos habían acabado con la vida de 470.000 personas. No sabemos qué cara puso cuando poco después el Ministerio de Justicia, basándose en ese gran proceso abierto a la República que se llamó Causa General, rebajó la cifra a 85.940.

Páginas

Suscribirse a RSS - Badajoz