anarquistas y anarquismo

Maroto, el héroe. Una biografía del anarquismo andaluz

Al anarquismo andaluz no le han faltado figuras carismáticas, dominando los hombres de acción sobre los divulgadores de la idea. Podemos empezar con José García Viñas y Fermín Salvochea, y acabar, por ejemplo, con Juan Arcas, José Sánchez Rosa, Alfonso Nieves Núñez, Vicente Ballester Tinoco o Antonio Raya. También Maroto fue una. Ha habido varios que le han llamado «el Durruti andaluz», pero, en tanto que la revolución también es poesía, habría que llamarle el «Lorca proletario».

El asesinato de Diego Rodríguez Barbosa y un avance de la represión en Chiclana de la Frontera (Cádiz)

En el verano de 1936 Andalucía vivía las operaciones de los generales sublevados para consolidar su rebelión. Una campaña de tipo colonial en un territorio que consideraban enemigo. La guerra social adoptó sus más oscuros caracteres. Para comprender las causas de la rebelión no se puede olvidar su componente social. Tras el golpismo militar estaban los intereses de los propietarios amenazados primero por el reformismo que debían haber satisfecho las autoridades republicanas y, después, por la acción revolucionaria de amplios sectores de la población, en especial la obrera y campesina.

Anarquismo, represión y memoria histórica: el caso de María Luisa Cobo Peña, Jerez de la Frontera 1944

A setenta años del golpe de Estado, revolución y guerra de España de 1936-1939 una de sus más terribles secuelas ha sido la desaparición de casi cualquier vestigio de los vencidos. Hasta el punto de que la mayoría de los clichés establecidos durante el franquismo han permanecido casi inalterables hasta hoy. A su aniquilación física y cultural le ha sucedido el olvido que la sociedad española ha asumido como parte del precio pagado por lo que denominamos transición española.

Anarcosindicalismo y golpe de Estado en el Bajo Guadalquivir: El caso de Sanlúcar de Barrameda

Son muchos los que se han preguntado cómo fue posible que el golpe de estado de julio de 1936 triunfara tan rápidamente en las comarcas del suroeste andaluz. En la anarcosindicalista Baja Andalucía, donde se asentaba el grueso de la regional de la CNT. ¿Cómo fue posible que los poderosos sindicatos de las provincias de Cádiz y Sevilla se vieran impotentes para detener a los sublevados? La respuesta es compleja y no puede despacharse con los argumentos simplistas que se esgrimen en la mayoría de las ocasiones.

Causa 4591/10. Denuncia presentada por CNT.AIT ante la justicia Argentina sobre la represión franquista al movimiento libertario

CNT se querella en Argentina contra el genocidio franquista

La organización anarcosindicalista se suma a la denuncia promovida en ese país por familiares y asociaciones de víctimas. A lo largo de más de 300 páginas, la denuncia relata la terrible persecución sufrida por este sindicato, que en 1936 tenía 1.700.000 afiliados

TEXTO DE LA DENUNCIA EN PDF ADJUNTO.
 

Páginas

Suscribirse a RSS - anarquistas y anarquismo