Salamanca. El bloqueo político mantiene infrautilizado el Centro Documental de la Memoria Histórica e impide la construcción de un depósito en Tejares, que será referencia para los investigadores a nivel internacional

Texto pie de foto: 
Centro Documental de la Memoria Histórica. Fotografía y fuente: salamanca24horas.com

El bloqueo político que PSOE y Podemos mantienen desde hace meses a nivel nacional, que impide que se conforme un gobierno estable en España y parece abocar a una nueva convocatoria de elecciones, mantiene infrautilizado el Centro Documental de la Memoria Histórica, que se encuentra situado en la plaza de los Bandos de Salamanca y que supuso una inversión de más de nueve millones de euros

J. Soria

12.09.2019

salamanca24horas.com

https://www.salamanca24horas.com/texto-diario/mostrar/1523903/bloqueo-politico-mantiene-infrautilizado-centro-documental-memoria-historica-e-impide-construccion-deposito-tejares-sera-referencia-investigadores-nivel-internacional

El edificio funciona actualmente como sede de diversas exposiciones y conferencias auspiciadas por el Ministerio de Cultura, pero de sus cuatro pisos sólo uno se utiliza actualmente; pese a que el proyecto de Presupuestos Generales de 2019 aportaba nuevas inversiones para hacer funcionar el inmueble en su totalidad en enero de 2020.

Sin embargo, eso no es todo. El eterno tira y afloja de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y sus respectivas cohortes impide que se lleve a cabo la licitación y construcción del tercer edificio y última parte del proyecto del Centro Documental: el gran depósito que debe acoger el solar denominado "número 24 del Sector 59B y 69" de Tejares-Chamberí, cuyo resultado final conllevaría poner en marcha un edificio referencia para los investigadores a nivel internacional, que por supuesto atraería a estudiosos de todo el mundo a Salamanca.

Y lo haría porque, en palabras del director general de Archivos Estatales, el salmantino Severiano Hernández; y también de Manuel Melgar, director del Centro Documental de la Memoria Histórica; el edificio sigue recibiendo muy relevante documentación histórica y literalmente no tiene sitio. "El Centro tiene espacio para seis kilómetros de documentos, y está previsto que Salamanca acoja un total de 20 kilómetros de la documentación de todos los órganos corporativos del Franquismo".

"Estamos esperando al desbloqueo político para relanzar el centro", cuenta Severiano Hernández, que además afirma, porque ha tenido acceso al proyecto de Tejares, que "como salmantino, me siento orgulloso de que un edificio de esta magnitud se instale en la ciudad", ha asegurado. El proyecto ha sido elaborado por arquitectos de ña Gerencia de Infraestructuras del Ministerio bajo supervisión de un nutrido grupo de expertos en Historia y Bellas Artes. "Estamos felices porque tendrá una  capacidad de cuarenta kilómetros con un depósito visitable, porque muchos estudiosos quieren ver y estudiar las piezas que se retiran en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica", explica por su parte Manuel Melgar. 

Salamanca, sede de los vestigios retirados por la Ley de Memoria Histórica

Es decir, Salamanca sería la sede de la práctica totalidad de vestigios del Franquismo retirados en España en aplicación de la Ley, que actualmente acumulan polvo en estanterías, sótanos y garajes por toda España; como es el caso, por ejemplo, del medallón del dictador que fue retirado de la Plaza Mayor hace algo más de dos años. "Estos son compromisos que el Ministerio adquirió hace años, y que han sido contemplados tanto por los gobiernos anteriores del PP como los del PSOE actuales, por lo que somos optimistas con el devenir de los acontecimientos", afirma sin titubeos Hernández.

Lo que está claro, sin embargo, es que todavía no se ha hecho nada en la citada parcela de Tejares. De hecho, el pasado mes de febrero la Comisión de Bienes y Contratación del Ayuntamiento de Salamanca aprobó una autorización de prórroga por plazo de cinco años al Ministerio de Cultura para destinar el solar al depósito del Centro Documental de la Memoria Histórica.

El proyecto, cuyo inicio estaba presupuestado en 2018 con 600.000 euros y en los Presupuestos Generales del Estado para 2019 se recogían 300.000 euros, parece que se mantiene en el aire hasta que en Madrid se pongan de acuerdo o el pueblo vuelva a las urnas.

La parcela fue cedida al Ministerio de Cultura tras un acuerdo municipal ratificado por el Pleno Municipal en mayo del año 2009 al entonces Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. "El Ayuntamiento espera que en esta ocasión se agilice la ejecución del proyecto, como así ha solicitado al ministro el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, al igual que se cumplan las sentencias judiciales para evitar la salida de más documentos del Archivo, pues el Ministerio se comprometió en el último Patronato a actuar de acuerdo a la ley y en 2014 se dio por concluida la entrega de documentos", indicó hace unos meses el Consistorio salmantino.

Importantes colecciones y proyectos

Severiano Hernández y Manuel Melgar también han detallado que, de lograr el impulso necesario el Centro Documental de la Memoria Histórica, llegarán importantísimas colecciones que están en proceso. Es el caso, por ejemplo, de la documentación y biblioteca del histórico dirigente sindical Marcelino Camacho, cuyo legado será depositado en Salamanca. También, será depositado el archivo personal de un intérprete que participó en la Guerra Civil, después en los Juicios de Núremberg y acabó siendo traductor en los inicios de IBM, que será, según Hernández y Melgar, "presentado a los medios en los próximos meses".

El Centro contará también con el archivo fotográfico con el que poseía el general Martín Pinillos, el primer responsable de los campos de concentración del Franquismo, y que recibió en vida una más que relevante colección de fotografías de la presencia en España (y en Salamanca) durante el conflicto bélico de la Italia de Mussolini. Además, se espera que sea depositado el archivo del famoso fotorreportero alemán Walter Reuter,  compañero en España de Robert Capa y Gerda Taro. 

Por último, el centro cuenta con una colección de más de un centenar de entrevistas grabadas en audio realizadas en los años setenta y ochenta a exiliados españoles en México, la práctica totalidad ya fallecidos, cuyo valor es incalculable pero no cuenta con el espacio que merece debido al poco espacio.