Sada (La Coruña). Sada declara "non grata" a la familia de Francisco Franco

Texto pie de foto: 
Los concejales del Consejo de Sada votan la moción. Fuente: atlantico.net

La Alcaldía reclamó que sea el propio Ayuntamiento el que gestione las visitas al Pazo de Meirá

AGENCIAS SADA (A CORUÑA)13/08/2017

El Ayuntamiento coruñés de Sada aprobó ayer una declaración política de "persona non grata" dirigida a los familiares de Francisco Franco, que poseen en ese municipio el Pazo de Meirás, y adoptaron una petición para declarar esa propiedad como patrimonio público. La iniciativa, que solo tiene valor simbólico, prosperó con los votos favorables de los representantes del partido Sadamaioría, del BNG y del PSdeG-PSOE, en tanto los del PP se abstuvieron y los del Partido Demócrata Sada Popular (PDSP),  un grupo escindido del PP, votaron en contra.

Los ediles del municipio en el que está ubicado ese pazo, 'regalado' por un grupo franquista al dictador al inicio de su régimen, respaldaron una propuesta del alcalde, Benito Portela, con varios puntos agregados por el BNG, para mostrar su rechazo al hecho que el inmueble todavía pertenezca a la familia Franco, que acostumbra a pasar allí sus vacaciones.

La declaración del Ayuntamiento llega tras el anuncio hace dos semanas de la Fundación Francisco Franco de su intención de aprovechar las visitas que organiza cuatro días al mes al citado palacete para mostrar la "grandeza" del dictador. La Alcaldía reclamó asimismo que sea el Ayuntamiento de Sada el encargado de gestionar esas visitas, en lugar de la Fundación Franco.
Cerca de doscientas personas acudieron a la reunión plenaria extraordinaria, en la que ovacionaron la decisión final. Entre los participantes figuraban los alcaldes de Oleiros, Miño y Ponteceso; el portavoz de En Marea, representantes del ayuntamiento de A Coruña, líderes sindicales y miembros de asociaciones que reclaman un reconocimiento histórico oficial de las víctimas de la dictadura.

Claveles rojos y camisetas

La sesión se desarrolló entre multitud de claveles rojos y ejemplares repartidos de la revista 'Trola', una parodia de la popular 'Hola' con Carmen Martínez-Bordiú, nieta del dictador e hija de la actual titular del pazo, Carmen Franco, en portada; además de camisetas con el mensaje "Familia Franco non grata".

El alcalde de Sada, muy aplaudido por el público durante toda su exposición, consideró que la situación actual es una "afrenta para la memoria histórica de las víctimas" que "no puede continuar ni un minuto más". En ese sentido, en su intervención pidió el respaldo a la iniciativa "por responsabilidad y por memoria histórica" en su ánimo de "sumar" para ir "todos a una para acabar con está vergüenza".
Para Benito Portela, la polémica suscitada en las últimas semanas no concierne únicamente al régimen de visitas al pazo de Meirás, al asegurar que "esa propiedad deriva de un proceso de extorsión". Por ello, el alcalde invitó a la Xunta y al Gobierno central a adoptar una "decisión política" para que el palacete y los terrenos sean declarados propiedad pública y a ilegalizar la Fundación Franco.

El PP habla de una decisión "más chavista que demócrata"

El concejal del BNG Luis Becerra, que al igual que el alcalde de la localidad coruñesa fue ovacionado en numerosas ocasiones durante su intervención, opinó que la Fundación Francisco Franco "pretende convertir Sada en un parque temático del franquismo" con visitas a un palacete que fue "robado", mientras el portavoz del grupo municipal del PP, Ernesto Anido, indicó que su partido está "en contra de cualquier dictadura", lo que generó risas entre el público, y aseguró no entender la urgencia de este pleno extraordinario. La petición de la declaración de "persona non grata" a los integrantes de la familia Franco parece "más chavista que demócrata", recalcó Anido, y dijo que su grupo político defiende "que nadie utilice dinero público para hacer apología de dictaduras, en este caso de la franquista".

Asimismo, Luis Villares, portavoz de En Marea, subrayó que hacía una "valoración muy positiva" de la decisión del Ayuntamiento de Sada, donde observó que ha habido un respaldo popular. Villares calificó de "inaceptable" que la Fundación Francisco Franco "no esté ilegalizada" porque "su única finalidad es el ensalzamiento de los crímenes de un dictador", y consideró que esa situación evidencia que hay todavía una "transición inacabada" hacia la democracia.

Villares, un juez convertido en político, señaló que el palacete fue entregado a Franco "mediante un expolio", y apostilló que "no puede ser que los asesinos y los golpistas estén ocupando el pazo y las víctimas estén todavía enterradas en las cunetas".