Sabino Cuadra: «Martín Villa es el precursor de las puertas giratorias, acabó en el PP y de ahí a Sogecable»

La comparecencia del exministro el 11 de diciembre en Argentina reabre expectativas

NOTICIASDENAVARRA.COM | PAMPLONA | 2-12-2019

Lo sucedido en los Sanfermines de 1978 ha tenido una repercusión judicial, ¿cómo catalogaría esa actividad en los años más cercanos al 78 y en la actualidad?

-A lo largo de estos cuarenta años a nivel judicial se han impulsado diferentes iniciativas, sobre todo, en los primeros años y en los últimos. Al principio se iniciaron cinco procedimiento penales en distintos juzgados, pero yo destacaría el de la muerte de Germán Rodríguez y el de la entrada de la policía a la plaza de toros. Pasados treinta años de aquellos procedimientos, que fueron archivados, han comenzado otros pero esta vez enmarcados en la recuperación de la memoria histórica. Un ejemplo sería la querella argentina en la que el 11 de diciembre está llamado a compadecer el exministro Martín Villa imputado por crímenes contra la humanidad.

Rodolfo Martín Villa ha sido imputado por la Fiscalía de Argentina por crímenes contra la humanidad, ¿qué expectativas tienen desde la asociación ante su comparecencia?

-Puede pasar cualquier cosa. Martín Villa ha dicho en cinco o seis ocasiones ante los medios de comunicación que va a acudir. Sin embargo una última noticia hacia referencia a que por parte de círculo más cercano se estaba presionando para que no asistiera. De todas formas Martín Villa ha contratado allí a uno de los mejores equipos de abogados de Buenos Aires, los cuales están asociados a una multinacional de abogados yanqui. Tampoco parece que el señor no le esté dando importancia al tema.

¿Cómo es posible que Martín Villa haya quedado impune tantos años después de todos los crímenes que se le atribuyen?

-Somos conscientes del nivel de fuerza y de poder que tienen personajes de este tipo a través de sus redes de poder. Estamos hablando de una de las piezas claves de la Transición y no solo de ella sino que después este hombre ha sido uno de los mayores ejemplos y precursor de la llamada política giratoria. Es decir, Martín Villa de ser franquista pasó a UCD, después a Alianza Popular y por último al PP. Pero de ahí pegó un salto a la presidencia de Endesa y más tarde a la de Sogecable. Este año le han nombrado consejero de una gran empresa del Ibex 35. Y no solo eso, sino que en el máximo colmo de la desvergüenza política de este país, es miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Con sus 85 años siguen nombrándole como si fuera un ejemplo.

¿Cuáles diría que son los momentos claves antes de lo ocurrido el 8 de julio de 1978 y porque fueron cruciales para el devenir de una Navarra que pasó de ser fiel al franquismo a tener un fuerte movimiento contestatario?

-En 1973 la huelga general en toda Navarra de Motor Ibérica fue un punto de inflexión en cuanto a las luchas reivindicativas sociales y políticas. Con esa huelga se quiso evidenciar no solo la solidaridad, sino las ganas de acabar con un régimen que estaba imponiendo una ausencia completa de libertades. En el 74 y 75 hay huelgas importantes como las de Potasas. En el 77 la segunda semana pro amnistía en la que dos personas acabaron muertas, José Luis Cano asesinado por la policía y Luis Santamaría de 72 años que murió a causa de un infarto al impactar una pelota de goma en su balcón. En el 78 el Aberri Eguna donde 35.000 personas en Navarra salen a la calle en una manifestación que tiene como objetivo reivindicar el derecho a autodeterminación en la Constitución y la exigencia de un estatuto de autonomía para las cuatro provincias. En mayo de ese mismo año la manifestación del primero de mayo en la que 15.000 personas reunidas en la plaza del Castillo fuero agredidas indiscriminadamente por la policía. Con todo esto Navarra dejo de ser leal al régimen y se posicionó como rebelde y eso es algo que no se podía permitir. Que la Navarra de Mola y La Falange portara banderas rojas, republicanas e ikurriñas y que los lemas que se reivindicaban fuesen frontalmente contrarios al régimen, no se podía permitir.

¿Qué ocurrió con los movimientos sociales y el apoyo de los partidos de izquierda tras lo sucedido el 8 de julio? ¿Lograron transmitir desde el Estado el miedo deseado hacia la población?

-En algún caso sí que lo consiguieron. Un ejemplo que ponemos en el libro es del PSN y los Sanfermines de 1979. En aquel entonces la alcaldía la ostentaban ellos y en el programa de fiestas de ese año no se hizo ninguna alusión a lo que había ocurrido el año anterior. Lo único que se señalaba era que había que olvidar rencores. Ellos mismos afirmaron expresamente en 1978 en un documento de la Comisión Investigadora de la ciudad de Pamplona que los sucesos ocurridos no habían sido casuales, que estaban premeditados y que las responsabilidades había que situarlas en los aparatos del Estado. Y al año siguiente se olvidaron. - I.E.Q.

https://www.noticiasdenavarra.com/2019/12/02/vecinos/pamplona/martin-villa-es-el-precursor-de-las-puertas-giratorias-acabo-en-el-pp-y-de-ahi-a-sogecable