Hallan cadáveres amontonados en las primeras catas de la fosa común de Nerva

Los restos están bien conservados y se han encontrado a apenas 35 centímetros de la superficie.

"..como ayuntamiento es importante ir cerrando etapas, de momento no se va a exhumar nada". Juan Antonio Ayala, alcalde (PSOE)

DIARIO DE HUELVA | JUAN F. CABALLERO | NERVA | 14-11-1017

Una de las fosas comunes más importantes de toda Andalucía, la del municipio de Nerva, ha iniciado el primer proceso para una futura exhumación de los cadáveres. Los historiadores no se terminan de poner de acuerdo respecto a esta actuación, pero las menos alarmantes hablan de unos 500 cadáveres en la fosa común, las más llamativas alcanzan los 2.000. Es sin duda uno de los lugares en los que la Guerra Civil alcanzó uno de sus más crudos puntos álgidos y donde la represión fue brutal. Los primeras catas que se están llevando a cabo en el lugar ya han revelado que, a apenas 35 centímetros de la superficie "hay restos humanos amontonados con signos de violencia" además estos restos se encuentran "en muy buen estado de conservación" por lo que esperan que se pueda encontrar ADN en buenas condiciones para identificar a las víctimas y hacerles un enterramiento digno".

El alcalde de la localidad minera, Juan Antonio Ayala (PSOE), está siguiendo los trabajos de catas que se están haciendo en la zona y que son, según explica "de delimitación del terreno e investigación de que, lo que cuentan las fuentes orales, es verdadero". Así parece ser ya que apenas han tenido que excavar en las catas, "A 35 centímetros hay síntomas evidentes de cuerpos con signos de violencia, por lo que aunque todavía no existe un informe oficial del forense todo apunta a que la fosa común está en el lugar donde siempre se había dicho que estaba".

Ayala explica que "como ayuntamiento es importante ir cerrando etapas, de momento no se va a exhumar nada ya que son los trabajos previos pero lo que se ha hallado abre las puertas a que podamos hacerlo en el futuro y darle una digna sepultura a muchos de esos cadáveres.

Ayala es conocedor de que en su municipio existe una de las más importantes fosas comunes de toda Andalucía, la más importante fuera de las capitales de provincia y según los datos previos de la Junta de Andalucía, la más importante de toda la provincia de Huelva por delante incluso de la de la capital en el Cementerio de La Soledad.

El alcalde nervense también ha indicado que varios trozos de la reja del cementerio que faltaban y que según los testimonios orales se habían roto durante esos fatídicos días de 1936 han aperecido también en las primeras catas, lo que da también mayor credibilidad al relato.

"Preveemos que se sobrepasarán los 500 o 600 cadáveres" apunta el alcalde en una previsión más bien conservadora ya que la propia Junta de Andalucía habla en su web de 1.500 cadáveres.

Así, en la web dedicada a la memoria histórica la Junta apunta a que es la mayor fosa común de la provincia de Huelva con en torno a 1.500 víctimas de la represión que fueron asesinadas cerca de las colinas de la mina de Río Tinto. Este municipio sufrió la violencia de los sublevados en el mes de agosto de 1936, siendo objetivo de bombardeo de los aviones franquistas, procedentes de Tablada, para aplacar cualquier atisbo de resistencia, y provocando las primeras doce víctimas mortales.

El 26 de agosto Nerva se rendía ante los sublevados, y muchos de sus vecinos abandonaban el pueblo en dirección a otras provincias. Fue el día también del inicio de la gran represión.

El interior de la fosa sigue intacto. Su importante superficie abarca todo el muro de la fachada del cementerio de este pueblo. En los años 80, el Ayuntamiento de Nerva colocó una lápida y una inscripción en honor de las víctimas. Junto a ellas dos arriates de rosales delimitan la gran fosa minera.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH), Fernando Pineda, ha señalado que la importancia de la fosa común "es máxima" ya que suponemos que hay entre 1.ooo y 2.000 asesinados por el fascismo" y las catas así lo constatan ya que han aparecido "cadáveres amontonados unos encima de otros y algunos boca abajo".

Por el momento los trabajos "van bien y a buen ritmo" por lo que esperan que esta delimitación de los terrenos pueda estar antes de "final de año". La buena noticia es que, según ha aseverado Fernando Pineda, estos cadáveres "no están demasiado deteriorados" por lo que hay buenas expectativas a la hora del reconocimiento mediante ADN.

http://www.diariodehuelva.es/2017/11/14/hallan-cadaveres-amontonados-las...