El cortejo fúnebre de Franco estará compuesto por 22 familiares

La exhumación se llevará a cabo este jueves y si la meteorología lo permite el féretro será trasladado en helicóptero al cementerio de Mingorrubio

LARIOJA.COM | PAULA DE LAS HERAS | MADRID | 21-10-2019

La prometida exhumación de Franco del Valle de los Caídos se llevará a cabo, finalmente, este jueves 24 de octubre a las 10:30 de la mañana, casi al límite del plazo que se había concedido a sí mismo el Gobierno de Pedro Sánchez mediante el acuerdo del Consejo de Ministros aprobado el pasado día 11. Los restos del dictador serán inmediatamente inhumados, como ya había sido anunciado, junto a los de su mujer, Carmen Polo, en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo y no en una cripta de la catedral de La Almudena, como pretendía la familia. Hasta allí serán trasladados -si el tiempo no lo impide- en helicóptero. El jefe del Ejecutivo en funciones cumple así con un compromiso que asumió personalmente el 18 de junio de 2018, nada más llegar a la Moncloa, pero que tiene su origen en un mandato parlamentario de 2017 y en la ley de la memoria histórica de 2007.

Llegar a este punto no ha resultado fácil. El Gobierno se ha encontrado por el camino con las reticencias de la familia Franco que, en vano, trató de impedir en los tribunales la consumación de este acontecimiento histórico y cargado de simbolismo. La vía libre para inciar un proceso que, según fuentes gubernamentales, tendrá un coste máximo de 63.061,41 euros, llegó definitivamente del Tribunal Supremo el pasado 30 de septiembre. Desde entonces, el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, se ha encargado de tratar con los sucesores del dictador los pormenores de la operación.

No habrá, como exigían los Franco, honores de Estado para quien durante casi 40 años gobernó España con mano de hierro y tampoco se cubrirá su féretro con una bandera de España preconstitucional. Pero el Ejecutivo insiste en que entre sus preocupaciones siempre ha estado que todo se desarrolle en condiciones de «dignidad y respeto» y eso ha quedado plasmado en varios detalles, negociados fundamentalmente con el abogado Felipe Utrera Molina. Entre otras cosas, no habrá imagen alguna ni del momento de la exhumación ni de la inhumación, que se realizará de manera íntima ante la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en calidad de Notaria mayor del Reino.

Sin imágenes

Aunque RTVE ofrecerá señal de lo que ocurra fuera de la Basílica, la prensa no podrá acercarse a menos de seis kilómetros de donde ocurrirán los hechos. El lugar donde está enterrado Franco se cubrirá con una carpa, dentro de la que únicamente podrán estar -además de la ministra Delgado y los operarios encargados de extraer el féretro, agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, un forense, Bolaños y el subsecretario del Ministerio de Presidencia, Antonio Hidalgo, - dos miembros de la familia. Uno de ellos, será Cristóbal Martínez Bordiú y el otro está aún por decidir.

En el interior de la Basílica, sin embargo, habrá 22 familiares en total (entre ellos, Luis Alfonso de Borbón), a los que se recogerá en tres puntos pactados y se trasladará al Valle de los Caídos escoltados por Guardia Civil y Policía Nacional. El Gobierno ha accedido a que el prior Santiago Cantera, enormemente beligerante con los planes de exhumación, bendiga los restos del dictador una vez sean extraídos. Y también ha aceptado que la familia traslade en hombros el féretro con los restos del dictador hasta el coche fúnebre, que se situará a los pies de la escalinata.

Ese coche se desplazará hasta un aparcamiento cercano en el que estará esperando un helicóptero (en realidad, habrá dos Cougar del Grupo 45 del Ejército del Aire, en previsión de algún percance) o, si el tiempo impide que se utilice ese medio de transporte, se dirigirá directamente a Mingorrubio, seguido por el séquito familiar. Está previsto que en el helicóptero viajen la ministra Delgado y Francis Franco.

En el panteón de El Pardo, perteneciente a Patrimonio del Estado y acondicionado para la ocasión con obras que han reforzado su seguridad, secelebrará una ceremonia religiosa también oficiada por el prior Cantera y el párraco Ramón Tejero, hijo del teniente coronel golpista. Tampoco de la inhumación ni de ese momento habrá imágenes. En el Gobierno matizan además que en ese escenario privado no pondrá pegas al uso de simbología franquista. «A partir de ese momento -apuntan- no tenemos nada que decir».

Fuentes gubernamentales relataron este lunes, por otro lado, que dado que el panteón de los Franco es una concesión que vence dentro de 44 años, se ofreció a los famliares de dictador la posibiliad de comprarlo ante su preocupación de que un Gobierno futuro pueda tomar alguna otra decisión sobre los restos que allí se encuentran, pero que la propuesta fue rechazada.

Una vez haya finalizado todo el proceso de exhumación e inhumación -que puede llevar entre tres y seis horas, según el estado en el que se encuentre la estructura de zinc que rodea el ataud en el que se enterró a Franco en 1975- la losa se trasladará a un lugar secreto y su hueco será cubierto de nuevo con granito. Está previsto que esa última obra lleve al menos un par de días, por lo que el Valle podría permanecer cerrado hasta el martes 29 de octubre.

La familia Franco busca un último intento para evitar la exhumación

La familia Franco ha solicitado a un juzgado madrileño medidas cautelarísimas para la suspensión del informe favorable del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial para el levantamiento de la lápida de Francisco Franco en la basílica del Valle de los Caídos ante la inminencia de la exhumación y posterior inhumación de los restos del dictador, fijada para el próximo jueves.

El juez de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Madrid, José Yusty Bastarreche, acordó el pasado día 17 archivar el proceso judicial relativo a la licencia de obras después de que el Tribunal Supremo determinara que no hace falta licencia al tratarse de una obra menor.

En un nuevo intento de paralizar la exhumación de los restos del dictador, el entorno de la familia Franco ha presentado este lunes un recurso ante el Juzgado Contencioso-Administrativo número 13 de Madrid en el que reclama la aplicación de la medida cautelarísima de paralización del informe sobre el proyecto de actuaciones arquitectónicas en la Basílica del Valle de los Caídos.

En el escrito, se asegura que se ven «en extrema necesidad de solicitar el auxilio in extremis» del juzgado para que suspenda la validez de los efectos de la licencia con el objetivo de que el Gobierno «no pueda ejecutar, ni consumar su declarada sin tapujos por la vicepresidenta -en referencia a Carmen Calvo- intención de exhumar al anterior jefe del Estado».

https://www.larioja.com/nacional/exhumacion-franco-valle-caidos-gobierno-20191021094427-ntrc.html