Benavente (Zamora). Una investigación destaca la singularidad de la fosa de los represaliados en 1936

Texto pie de foto: 
Puño instalado sobre el monolito que recuerda a las víctimas represaliadas en el cementerio benaventano. J. A. G.

Daniel Palacios, que trabaja para la Universidad de Colonia y para Subtierro, afirma que es el único espacio monumentalizado de todo el país con el símbolo de un puño

LA OPINIÓN DE ZAMORA | J. A. G. | BENAVENTE | 28-6-2019

Daniel Palacios, que ayer asistía al Congreso Internacional sobre Memoria Histórica organizado en la Complutense de Madrid por la Memory Studies Association, trabaja desde hace tiempo sobre sobre fosas comunes y monumentos memoriales creados tras la exhumación de los restos de personas represaliadas durante la Guerra Civil.

Hasta el momento lleva ya más de 500 registros de fosas exhumadas y monumentalizadas en toda España, algunas incluso datadas en 1970, por lo que insiste en que el hecho de que no se conozcan estos tributos monumentales a las víctimas de los asesinatos franquistas, no quiere decir que no existan. Sin embargo, le sorprendió encontrar en Benavente un espacio perimetrado con cadenas, con cruces, una losa conmemorativa con los nombres de algunos de los benaventanos asesinados en 1936 y, en el centro, junto a un pequeño cerezo, un monolito coronado por un puño cerrado.

"No hay ningún espacio como este en toda Castilla y León. Ni ningún espacio monumentalizado con un puño (un símbolo comunista) en toda España", explica.

Daniel Palacios González es investigador Eumanities Fellow en la a.r.t.e.s. Graduate School for the Humanities de Colonia, como parte de las Acciones Marie Sk?odowska-Curie. Candidato a Doctor por la Universidad de Colonia y la Universidad Autónoma de Madrid en co-dirección con la Universidad de Rennes 2, es Master en Política y Gestión Cultural por la Universidad de las Artes de Belgrado (Cátedra de la UNESCO) y Universidad de Lyon 2, y Master en Desarrollo Cultural Comunitario por la Universidad de Oriente, Cuba, como becario de la Fundación Mutua Madrileña. Ha sido Profesor Asistente en la Universidad de Oriente, investigador en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (Chile), Becario del Centro de Estudios de América Latina en la Universidad de Chile y Becario de Colaboración en la Universidad Autónoma de Madrid.

Palacios recaló en Benavente hace 15 días debido a su labor actual: dos trabajos de investigación sobre memoria histórica y su propia tesis doctoral. Por un lado, investiga para SUBTIERRO, proyecto de financiación MINECO en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dirigido por Paco Ferrándiz, y por otra parte para el proyecto EUmanities, de la Universidad de Colonia.

"La importancia del monumento que hay sobre la fosa de Benavente pasa un poco por el debate del Congreso de la Memoria Histórica aquí en Madrid y por una de las intervenciones que hablaban de como el olvido no es una opción a la hora de construir política de la memoria", reflexiona Palacios, que tiene por delante dos años para concluir su investigación sobre las fosas ya exhumadas y los espacios, monumentalizados o no, que recuerdan a los asesinados. Un compendio inexistente aún en España que dará lugar a un mapa detallado de las fosas exhumadas.

https://www.laopiniondezamora.es/benavente/2019/06/29/investigacion-destaca-singularidad-fosa/1174762.html