ACTUALIZADO. Exhumación de las fosas comunes. Córdoba. “Por mi padre y todos los que sufrieron”.

Texto pie de foto: 
Cementerio de la Salud | MADERO CUBERO

Familiares de represaliados por el franquismo protagonizan el acto de inicio de las intervenciones en las fosas del cementerio de La Salud para exhumar los restos de sus seres queridos

CARMEN REINA - / 10/01/2019 14:22

Quienes han esperado más de 80 años para esta cita con la memoria y sus propias vidas, llegaban este jueves con antelación al cementerio de La Salud de Córdoba, conteniendo la emoción que poco después se desataría. Familiares de los represaliados por el golpe de estado de 1936 y el franquismo se congregaban en el acto de inicio de los trabajos de intervención y exhumación de los restos de sus seres queridos, arrojados a las fosas del cementerio tras ser asesinados.

Hijos, sobrinos y nietos llegados de la capital y la provincia han visto, al fin, cómo se ha empezado a mover la tierra bajo la que están sus familiares, ávidos de que las tareas de búsqueda se desarrollen ya sin más obstáculos y puedan, al fin, tener los restos de los suyos consigo, después de décadas de silencio y de orfandad.

“Por mi padre y todos los que sufrieron”. Esta ha sido una de las frases con las que los familiares han tomado la azada y han comenzado, simbólicamente, a excavar la tierra donde ahora se buscará a sus seres queridos. Uno a uno, los que hoy eran protagonistas del acto, han puesto sus esperanzas en cada marca en la tierra que han dejado con la azada. Y han puesto también sus lágrimas, contenidas hasta entonces pero imposibles ya de parar en ese momento, de pie, justo encima de la fosa donde presumen están sus familiares y parte de los 4.000 asesinados por el franquismo en Córdoba.

“Estamos aquí para que descanséis y cerréis vuestro duelo”

“Estamos aquí para que descanséis, cerréis vuestro duelo y alcancéis la justicia de una vez por todas”. Son las palabras que les ha dedicado a los familiares la directora de la excavación, Elena Vera, que junto a un equipo técnico de profesionales trabajará durante dos meses en las catas de las fosas del cementerio de La Salud, catas que servirán de paso previo y análisis para conocer el estado de las fosas, saber cuántas personas hay enterradas allí y ser la base para una posterior exhumación de los cuerpos.

La directora de la excavación se dirigía a los familiares que, como Antonio Cabello, busca en La Salud a su padre. Con 36 años, era teniente de alcalde en el ayuntamiento de Aguilar de la Frontera y trabajaba en la Diputación, cuando tras el golpe de estado de julio de 1936 “lo cogieron por ser socialista, nada más”. Lo fusilaron días después de pasar por la cárcel. Tuvo cuatro hijos, de los que hoy solo viven dos. Su mujer también murió, a los 88 años, después de toda una vida luchando por saber dónde estaba enterrado su marido.

O como Francisco Sánchez, que pisaba el suelo bajo el que espera encontrar a su padre, tres tíos y dos tías. Su padre se dedicaba al campo, administraba varios cortijos y no tenía vinculación política alguna. Pero también corrió la misma suerte. “Hoy es un día grande”, dice, emocionado. “Hemos pasado mucho, mucho”.

Al igual que Antonio Deza, portavoz de la asociación de familiares de represaliados Dejadnos Llorar. “Para todos es un momento muy emocionante. Es el sueño de muchos. Para los que nacimos en 1936, a los 83 años estamos a la espera de coger sus restos, besarlos y darles sepultura digna”.

“No va a haber fuerza humana que pare esto ya”, dice.”Es obligación del Estado”, advierte ante el anuncio del próximo gobierno de la Junta de cambiar la actual Ley de Memoria por una nueva Ley de Concordia. “Porque haya un grupo en el Parlamento con 12 escaños no es motivo para poner patas arriba un estado ni las leyes internacionales. Si esos partidos quieren una ley de Concordia, ¿qué es la concordia? Dejar olvidadas a 100.000 personas no es concordia”, zanja.

Colaboración de administraciones

Durante el acto, acompañando a las familias, han estado representantes de las administraciones que intervienen en las labores que ahora se inician: Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Gobierno central. Y, además de comprometer su ayuda en estos trabajos, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, han avanzado que el Consistorio y el Gobierno estudiarán un marco de colaboración conjunta para que las tareas no se frenen aunque el nuevo gobierno de la Junta -con PP y Cs y el apoyo de Vox- no las realice.

La actuación en el cementerio de La Salud se enmarca dentro de la Ley de Memoria de la Junta y esta administración es la encargada ahora, entre otras cosas, de obtener las pruebas de ADN de familiares y de los restos que se hallen, para cruzarlos y conocer la identidad de los mismos.

Ambrosio se reunirá este viernes con el director general de Memoria Histórica del Ministerio de Justicia y ha avanzado que, “si la Junta no se hiciera cargo de sus tareas”, estudiará que Ayuntamiento y Gobierno central puedan llevarlas a cabo para no frenar el proceso que hoy se ha abierto después de más de 80 años.

https://cordopolis.es/2019/01/10/por-mi-padre-y-todos-los-que-sufrieron/?fbclid=IwAR0tX0ZlNacMm_fMxpIsej3S-c9y8jpKQmn9eeZS5kTcYaIMr2pUJ1Oecoo

_____________________________________________________________

Córdoba abre su primera fosa cuando se anuncia la derogación de la ley de memoria

La ciudad inicia este jueves un trabajo de reparación por el que muchos familiares llevan décadas luchando y soñando

CORDÓPOLIS | ALFONSO ALBA | 10-1-2019

Este miércoles, a las 18:30, el PP y Vox firmaban un pacto para convertir a Juanma Moreno en presidente de la Junta de Andalucía con 37 acuerdos. Uno de ellos, es de los pocos muy concretos: “Promover una Ley de Concordia que sustituya a la ley de memoria histórica”. Este jueves, a las 12:00, el cementerio de la Salud acogerá un acto simbólico de esa ley: la apertura de la primera fosa del franquismo en Córdoba, donde se calcula que hay más de 4.000 fusilados.

Con una diferencia de medio día, este jueves se inician unos trabajos por los que los familiares de los fusilados llevan años suspirando. De hecho, son unos trabajos que deberían haberse iniciado hace años, no meses. Ciudades como Málaga, con un gobierno del PP en mayoría absoluta, han exhumado todas las fosas comunes de sus cementerios. Ahora, la exhumación cordobesa, con unas cifras de represaliados impresionantes (todos los estudios coinciden en que de las más altas de España en proporción a la población) llegan justo en el momento en el que se discute la derogación de la ley que la permite.

El acuerdo de PP y Vox no es inmediato. La derogación necesitará de los votos de Ciudadanos. La ley fue aprobada sin votos en contra por el Parlamento de Andalucía. Los trabajos en Córdoba, que cuentan con financiación y el apoyo también del Gobierno central, pueden durar años. Y eso es lo que más temen muchos de estos familiares, algunos de los cuales han esperado 80 años para poder buscar a sus seres queridos.

Los trabajos que comienzan

Estos trabajos, según ha informado el Consistorio recientemente, se enmarcan en las estipulaciones contempladas en el protocolo de colaboración firmado el día 6 de febrero de 2018, entre el consejero de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, y la alcaldesa para la recuperación de la Memoria Histórica.

Las actuaciones que se van a llevar a cabo tienen dos objetivos, de un lado documentar la localización de enterramientos de víctimas en fosas individuales y, de otro, el inicio de actuaciones en la fosa común, previo al trabajo arqueológico propiamente dicho, que determine si es posible desarrollar el proceso de exhumación posterior.

Estos primeros trabajos serán desarrollados por equipos técnicos de reconocida solvencia científica y dilatada experiencia en temas relacionados con la recuperación de la memoria, que irán emitiendo de forma periódica informes de resultados de los mismos.

Hasta llegar aquí se han desarrollado exhaustivos trabajos de documentación e investigación para determinar la existencia de fosas comunes y su posible ubicación, así como sobre la represión en Córdoba, los enterramientos de las víctimas y las modificaciones que han sufrido en este periodo de tiempo los cementerios municipales, trabajos que se han desarrollado por los investigadores, en los archivos militares de la II Región y en los históricos municipal y provincial.

La fase preliminar de investigación histórica, desarrollada por un equipo multidisciplinar compuesto por investigadores e historiadores, arqueólogos y antropólogos, ha determinado la necesidad de llevar a cabo una serie de trabajos de tipo arqueológico en los cementerios de La Salud y San Rafael, con el objeto de concretar al máximo la situación de las fosas, su delimitación y dimensiones, así como el grado de afección que acciones posteriores hayan podido tener sobre las mismas.

Los trabajos ya realizados acreditan que, tanto en el cementerio de San Rafael, como en el de Nuestra Señora de la Salud, existen fosas comunes utilizadas para sepultar a las víctimas de la represión, pero que, dado su alto número, también se utilizaron enterramientos individuales, donde se arrojaron varios cuerpos.

El hecho de que los trabajos arqueológicos se inicien en el Cementerio de la Salud se debe a que ha sido el que menos modificaciones ha sufrido en este periodo.

Con posterioridad a esta actuación, la Universidad de Granada (UGR) desarrollará los trabajos previos conducentes, en caso de ser posible científicamente, a la identificación genética de las víctimas, a través de la toma de muestras de ADN a sus familiares, y para que pasen a engrosar el Banco de ADN de víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo en Andalucía, en virtud al convenio específico suscrito entre la Universidad de Granada y la Junta de Andalucía.

Para ello, la Delegación de la Junta en Córdoba, a través de su Oficina de Memoria Democrática, mantiene actualizado un censo de víctimas y familiares solicitantes para la toma de muestras.

Estos trabajos se enmarcan en la colaboración entre la Junta y el Ayuntamiento, a la que ahora se suma también el Ministerio de Justicia, a través de la Dirección General para la Memoria Histórica del Gobierno de España.

Esta acción va a sentar las bases para un convenio entre estas administraciones, para abordar los trabajos completos de exhumación y análisis antropológico de los más de 4.000 cuerpos de víctimas que reflejan las fuentes documentales.

https://cordopolis.es/2019/01/10/cordoba-abre-su-primera-fosa-cuando-se-...