Sentencia de 252/2016 del Tribunal Supremo que confirma las condenas dictadas contra tres jóvenes de ideología falangista por amenazas y atentados contra símbolos de la memoria histórica.