Propuestas para el Catálogo de Lugares de Memoria de Andalucía en Jaén

Colectivo para el Estudio de la Historia Social de Jaén

PROPUESTAS PARA EL CATÁLOGO DE LUGARES DE MEMORIA DE ANDALUCIA EN JAEN.

1º Campo de concentración de Higuera de Calatrava

Nada más finalizar la Guerra Civil, en abril de 1939, se creó en el pequeño municipio de Higuera Calatrava un campo de concentración que llegó a albergar a 10.075 presos republicanos.

2 º Campo de concentración de Santiago de Calatrava

De la misma época y de características similares, en el campo de concentración del municipio de Santiago de Calatrava en 1939 se encontraban detenidos 4.800 presos.

En los campos de concentración de Higuera de Calatrava y Santiago de Calatrava se concentró a la mayor parte de los soldados republicanos que fueron replegándose hacia la provincia.
La catalogación, protección y señalización de estos dos campos de concentración vendría a simbolizar el resto de campos de concentración, de menor tamaño, que se crearon en varios municipios de la provincia de Jaén y de los que hay constancia en documentos y libros de historia. Se establecieron campos de concentración eventuales en Cazorla, que albergó 865 presos; Quesada, donde se retuvo a 200 presos; en Jódar, donde se alcanzó una cifra similar; en Santo Tomé, que concentró a 300 presos; en Hinojares, con 74; además de los detenidos en la Comandancia Militar de Jaén que alcanzaban la cifra de 1.829 personas. En Alcalá la Real no hubo campo de concentración, pero se habilitó el convento de las Madres Dominicas para cárcel civil (más de quinientas personas durante el año 1939-1940) que posteriormente pasaron a campos de concentración, de trabajo o cárceles provinciales.

La mayoría de los campos de detención apenas están documentados y son prácticamente desconocidos por la ciudadanía.

En los carteles indicativos e informativos de los campos de concentración de Higuera de Calatrava y Santiago de Calatrava se daría información sobre la cantidad y las características de este tipo de lugares. La idea es colocar vallas y paneles en los que se recojan el nombre del lugar, fecha en la que fue escenario de la actividad represiva y una leve explicación que permita a los ciudadanos conocer aspectos de la historia de dichas localidades hasta ahora desconocidos o silenciados. Con esta información de los campos de concentración, el Colectivo para el Estudio y la Historia Social de Jaén pretende que los ciudadanos sean conscientes de cuál fue la función de estos campamentos y en qué condiciones vivieron los presos durante los años que estuvieron en ellos.

3 º Escuela pública Martínez Montañés de Alcalá la Real

Se propone incluir esta escuela pública en el Catálogo de Lugares de la Memoria Histórica de Andalucía como exponente de los trabajos que realizaron en la provincia de Jaén los represaliados del franquismo. Este tipo de edificaciones y obras públicas fueron realizadas mediante trabajos forzosos por miembros de los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores, así como por prisioneros en campos de concentración, Batallones de Trabajadores y prisioneros en Colonias Penitenciarias Militarizadas.

Con esta propuesta de Lugar de Memoria, el Colectivo para el Estudio y la Historia Social de Jaén pretende que la ciudadanía tenga información sobre las edificaciones y obras que se realizaron en la provincia, y lo que significaron para los prisioneros y para el desarrollo del país.

En Alcalá la Real, considerando la información de fuentes documentales y testimonios de oriundos del lugar se deduce que el Plan de Regiones Devastadas para edificios públicos y religiosos incidió en la iglesia de Consolación, Ayuntamiento, Palacio Abacial, Cementerio Nuevo, cuartel de la Guardia Civil y el caso que nos ocupa, la Escuela pública Martínez Montañés. En la entrada de éste edificio podemos contemplar en la actualidad una placa con la siguiente leyenda: “La dirección general de regiones devastadas y reparaciones construyó este edificio en 1947”. Al parecer, trabajaron en esta obra algunos albañiles y peones purgando penas, aunque no de manera sistemática, como en el Canal de los presos.