Nota informativa del equipo técnico de intervención en las fosas de Córdoba sobre toma de muestras de ADN el 7/3/2019

HIJOS Y NIETOS IMPULSAN LA PRIMERA GRAN TOMA DE MUESTRAS DE FAMILIARES PARA LA IDENTIFICACIÓN GENÉTICA EN LOS CEMENTERIOS CORDOBESES.

Equipo Técnico de intervención en los cementerios cordobeses 2018-2019 y personas voluntarias de apoyo a la toma de muestras a los familiares.

 El pasado día 7 de marzo se realizó en el centro cívico de poniente de Córdoba la toma de muestras de familiares para la obtención de los perfiles genéticos y su confrontación con los marcadores de los restos óseos, para poder identificar a las víctimas asesinadas e inhumadas en los cementerios cordobeses. Hace ahora un año comenzamos el análisis documental que nos ha permitido elaborar mapas de riesgos en el cementerio de La Salud y San Rafael, con la ubicación de las zonas de enterramiento, valoración del tipo de enterramientos y de las afecciones que han experimentado esos depósitos. Junto a ello se recuperó información de nombres, procedencias y ubicaciones de numerosas personas represaliadas, sobre lo que se han encontrado claras compatibilidades en los espacios inalterados en la presente intervención de 2019, a falta de la confirmación o no a través de los análisis genéticos. Hemos de destacar el papel de nuestro compañero Rafa Espino, que nos ha aportado información producto del trabajo de su asociación en los años precedentes. Las propuestas efectuadas a partir de ese trabajo, partiendo de que se conocía con exactitud emplazamientos de personas represaliadas, implicaban acortar los tiempos, alcanzar las cotas de los restos y afrontar exhumaciones parciales para caracterizar el estado de conservación de los restos, la viabilidad o no de afrontar otras intervenciones, definir las cotas de los depósitos y evaluar en metros cúbicos y en superficie una intervención a mayor escala. 

 Las demandas de familiares y de la sociedad civil han hecho que dos meses después de comenzar a mover la tierra se haya afrontado una toma de muestras. De la experiencia del otro día queremos destacar unos hechos esenciales y que no deben olvidarse:

 1) Existen decenas de personas que son hijos o hijas de víctimas inhumadas de forma clandestina en los cementerios cordobeses. Por encima de 40 hijos se personaron para aportar su muestra para la identificación de sus padres. Junto a los hijos otras 70 personas solicitaron como nietos vivos la identificación de sus abuelos. Hijos y nietos representaron más del 78% de las solicitudes de intervención e identificación y este hecho es importante por cuanto destruye cualquier argumentación absolutamente mal intencionada para restar legitimidad a la investigación de las fosas del franquismo, argumentando que ya no quedan protagonistas, y todo ello en nombre de una concordia que pasa por el olvido. No podemos dejar de recordar que tras la Guerra civil el franquismo acometió una campaña de recuperación de los cadáveres que consideraba afines y que sus nombres pueden consultarse en la llamada Causa General pero olvidó a las otras víctimas, cuyo volumen está muy por encima de las recuperadas en esa Causa general. En las páginas que siguen intentaremos que quede claro que siguen existiendo hijos y muchos nietos, además de hermanos, sobrinos paternos y maternos y sobrinos nietos a los que asisten los Derechos Humanos. Todos los que aparecen nos dieron su permiso para hacer ver que existen.

2) Solo pueden acometerse muestreos a gran escala con el apoyo de la sociedad civil y de voluntarios de asociaciones, además de los apoyos esenciales de las administraciones. En este caso hay que comenzar con el agradecimiento a las personas que trabajan en el Centro Cívico y a voluntarios como José Manuel Matencio, Antonio Gómez, Manuel Aguilar y Carmen Sánchez, trabajadora del centro hasta el mediodía y por la tarde una voluntaria más. Pedimos perdón por las omisiones a los otros muchos que había y a los que agradecemos por igual su ayuda.

Imagen: 
Fecha publicación: 
Lunes, 11 Marzo, 2019