Jorge Semprún y la construcción de la memoria del Holocausto