Exposición "Todos (...) los nombres". PANEL 27. Villanueva de la Serena (Badajoz)

(…) «Fue ese espíritu fundamentalista de aniquilación, de Santa Crueldad, de guerra de religión, con fusiladores y curas confesores aunando esfuerzos, el que permitió eliminar a tanta gente inocente en tan poco tiempo» (…)

Villanueva de la Serena (Badajoz)

En Villanueva de la Serena la rebelión militar contra la Segunda República tuvo lugar el 19 de julio de 1936. El 30 de julio del mismo año son derrotados por milicianos y guardias de Asalto los rebeldes, llevándose como rehenes a autoridades y simpatizantes del Frente Popular. Agolpados en camiones, detenidos por la fuerza y privados de libertad, 54 vecinos de Villanueva son conducidos a Miajadas con destino a Cáceres. Desde entonces a estos se les conoce como «los de Cáceres». En ese grupo viajaba preso y herido de muerte el alcalde, de Izquierda Republicana, Rafael García Calderón, que morirá en agosto del mismo año en el Hospital de Cáceres.

Del 30 de julio de 1936 al 24 de julio de 1938 Villanueva vuelve a ser republicana. El alcalde, del PSOE, será Joaquín Hidalgo Santos, asesinado en Badajoz el 23 de mayo de 1941. El 24 de julio de 1938 tiene lugar la ofensiva franquista del cierre de la «Bolsa de la Serena». Las autoridades republicanas ordenan la evacuación de la población hacia la provincia de Ciudad Real. En la ciudad se inicia una feroz represión de las personas relacionadas con la Segunda República.

Acabada la guerra en 1939, muchos de los evacuados republicanos en la provincia de Ciudad Real, vuelven al pueblo en un tren de mercancías. En la estación los están esperando las nuevas autoridades y los falangistas que los cachean, los maltratan y los conducen al Ayuntamiento y a la cárcel. Según testimonia Víctor Bernal Hernández, que con 14 años fue conducido a la cárcel junto a su madre y hermana de pañales. También Antonia Hidalgo Gutiérrez explica lo mismo de su madre y su hermano Santiago Hidalgo Gutiérrez, de 17 años, hijo del alcalde, al que asesinaron estando con su madre en la cárcel de Villanueva.

El 2012 familiares de las víctimas financiaron un Memorial, al lado de la fosa del cementerio, con los nombres de 301 personas asesinadas. De estas, 26 eran mujeres y tres: Lorenza Cabanillas Blázquez, Eulalia Sánchez González y Petra Tena Nieto, estaban embarazadas cuando las mataron. Francisco Carmona Castilla, Juan García Acero, Pablo González Escobar, Andrés Olivares Barjola y Juan Sánchez Santos murieron en Mathausen-Gusen. Muchas familias perdieron a cuatro o más de sus miembros. Sirvan de ejemplo las de los dos alcaldes citados, la de Ramón Sánchez Galán, la de José Lozano González, la de Pedro Gutiérrez Casillas o la de Manuel Casado Nieto.

[Texto: Tina Merino].

Imagen: 
Fecha publicación: 
Domingo, 16 Noviembre, 2014