Estampas de una política de exterminio: la familia Rendón de Cádiz

Francisco Rendón San Francisco, dueño de la relojería y platería «La Central» en la calle Alonso El Sabio de Cádiz, y Daniel Ortega Martínez, médico en la vecina localidad de El Puerto de Santa María, eran en julio de 1936 dos de los más destacados dirigentes del Partido Comunista de España (PCE) de la Bahía gaditana, y el segundo, del comunismo español. Ambos estaban relacionados familiarmente. Ortega era el marido de una de las hijas de Rendón: María Luisa. Otra de ellas, Milagros, también era una activa militante comunista. Todos ellos serían represaliados por los sediciosos de julio de 1936. Francisco y Daniel fueron asesinados, en agosto de 1936 el primero y en el de 1941 el segundo. María Luisa y Milagros Rendón Martel también padecieron la persecución, en la que tuvo un especial papel su condición de mujer. Ambas habían nacido en La Habana, estaban casadas y tenían dos hijos. Milagros, de 29 años, trabajaba de taquimecanógrafa y su hermana estaba dedicada a la casa. Milagros fue asesinada el último día de agosto de 1936 y su hermana María Luisa, de 26 años, detenida el 25 de julio de 1936 y condenada el 2 de julio de 1937 a 12 años de prisión que en junio de 1942 cumplía en la cárcel de Barcelona.

Imagen: