Alcalá de Guadaíra, 21 de julio de 1936: consecuencias de la rebelión militar