Luís Arispón Rodríguez

Luís es uno de los históricos del socialismo marchenero. Junto con 14 hombres más, Arispón constituiría en la temprana fecha de 1929, la Agrupación Socialista de Marchena, concretamente asumiría el cargo de Tesorero. Pero, si ahondamos en la “isla resistente de la memoria histórica”, en ese tesoro durante mucho tiempo oculto, “Arispón”, será recordado como alcalde de Marchena. Y efectivamente desde el 5 de junio de 1931 hasta el 26 de junio de 1934 y posteriormente, desde el 20 de febrero de 1936 hasta el triunfo definitivo del golpe militar en Marchena el 21 de Julio de 1936, el “joven y honesto” Luís Arispón fue el alcalde legítimo y democrático de este pueblo de la campiña sevillana.

La legitimidad y la democracia, no eran fáciles en aquellos tiempos de exposiciones primorriveristas y posteriores tiempos de “dictablanda”. Tanto es así que para las elecciones municipales del 12 de Abril, la maquinaria caciquil continuaba engrasada, y en Marchena aunque la coalición republicana-socialista intentó presentar candidatos, esta lista fue impugnada, y por el artículo 29 (antiguo artículo, por el cual si los candidatos presentados eran igual al número de vacantes a cubrir, automáticamente de oficio se cubrían esas vacantes y no se realizaban por lo tanto elecciones “democráticas”), los concejales todos ellos monárquicos fueron automáticamente proclamados sin elección popular y sin que las protestas de no admisión de candidaturas republicanas sirvieran para nada… por el momento… ya que a nivel nacional los resultados sí oxidarían la maquinaria caciquil. Tanto es así que si en un principio no tuvo opción la neófita conjunción republicana-socialista en Marchena, tras la proclamación de la República el 14 de Abril, desde el gobierno Civil se ordena que de forma interina y hasta realización de nuevas elecciones municipales, el antiguo alcalde monárquico (Mariano Ternero y Pérez de Vargas) ceda la alcaldía a Mariano Moreno Mateo, en aquellos tiempos verdadero líder local de la agrupación socialista marchenera.

La coyuntura política y compromiso social de Mariano Moreno, traerá consigo que Luís sea alcalde, tras la gestora encabezada por Mariano Moreno Mateo, primer alcalde de la Segunda República Española. De hecho se realizarán de nuevo elecciones, esta vez sí verdaderamente democráticas (aunque debemos recordar que aún las mujeres no tienen derecho al voto) el 31 de Mayo de 1931. Como resultado de ésta, triunfa de manera aplastante el PSOE, seguido de cerca de sus antiguos aliados del PRR (Partido Republicano Radical). De los 21 concejales, que le pertenece por ley a Marchena, 12 serán del PSOE y 9 de los en principio sus aliados PRR. Mientras tanto a nivel nacional, el gobierno provisional convoca elecciones a Cortes Constituyentes, la fecha: 28 de Junio de 1931. Mariano Moreno se presentará a Diputado por el PSOE y resulta electo, de ahí que a nivel local renuncie a la alcaldía y como consecuencia de ello, en sesión de 5 de Junio de 1931, tras votaciones por los concejales electos, sale designado Luís Arispón.

Luís tiene 28 años, es soltero y vive con sus padres y sus dos hermanos (José y Mercedes, la más pequeña). En principio viven en la actual calle Mariana de Pineda, más popularmente conocida hasta nuestros días por los marcheneros por calle “La Mona”, aunque como otras muchas calles en época franquista se le rotuló con el nombre de un militar progolpista, concretamente con el de “Teniente Coronel Redondo”. Pronto se mudarán a la céntrica calle Santo Domingo, 2, que cambiaría su nombre, de forma efímera, por la de Carlos Marx. El padre de Luís era carpintero, pero la familia, en dicho domicilio puso una tienda de comestibles. Curiosamente entre las profesiones que hemos podido atestiguar de Luís aparece: empleado de Ferrocarril, jornalero, pero nunca dependiente que es el oficio con el que se nombra a su hermano José (hermano menor y de ideas más “radicales”, que llegó a ser presidente de Juventudes Socialistas en Marchena y participó en mítines del PCE). No obstante, en el Registro Civil, Libro de defunciones nº 90, sí aparece como profesión: comercio.

El año de 1932, es un año de lucha para Luís, lucha por los principios democráticos que defendía y que él y los marcheneros vivirán de primera mano. Recordemos que es el 10 de Agosto de 1932, cuando se produce la famosa Sanjurjada, y el golpe fracasará, aunque en unos primeros momentos la situación es tensa, fundamentalmente en Madrid y en Sevilla. El Ayuntamiento marchenero y su alcalde en primera persona observan cómo se presenta un sargento y números de la guardia civil, para derrocar el régimen democrático, pero el golpe no cuajará. Uno de los principales artífices y culpable de que el golpe no triunfe será Luís Arispón, que además será nombrado, ante la situación “mando de la provincia de Sevilla”. Recordemos que el Gobernador Civil de Sevilla fue destituido, por los golpistas, y que Luís se pondrá en contacto con el mismísimo ministro de la Gobernación y el mando le viene dado por el gobernador Civil de Córdoba.

Tras las elecciones generales de Noviembre de 1933 y el triunfo de sus antiguos “aliados” encabezados por Lerroux y de la CEDA de Gil Robles, el centro-derecha, irá tomando posesiones. Lerroux es nombrado jefe de gobierno, aunque quien comienza a gobernar desde la sombra es el partido, que cierto verdad consiguió aglutinar más votos, la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónoma). Como consecuencia de todo ello en junio de 1934, cuando de nuevo por mandato de un Gobernador Civil cesa en la alcaldía Luís Arispón y cede el cargo a Vicente Andrés Torres (PRR), que nombra nueva gestora, formada por miembros del PRR y de la CEDA.

Vicente Andrés dimitirá el 5 de Enero de 1936. La coyuntura política es muy delicada y la minoría de la CEDA en el gobierno local dimitió en diciembre de 1935. La alcaldía la asumirá Enrique Calderón Serrano (simpatizante “centrista” de Portela Valladares), pero por poco tiempo.

El 16 de febrero de 1936, se celebran de nuevo elecciones generales. El triunfo será para el Frente Popular. Los partidos que integraban el FP eran: Unión Republicana (Partido encabezado por el sevillano y ex-radical Martínez Barrio y que se desvinculó del giro corrupto y hacia la derecha del PRR), Izquierda Republicana (cuyo líder más significativo y figura clave de la coalición era Manuel Azaña), PSOE, PCE, Partido Sindicalista (de ideología anarquista, liderado por Ángel Pestaña), POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) y el más moderado Partido Republicano Federal. Además hemos de añadir UGT y las Juventudes Socialistas.

Ante este triunfo, de nuevo desde el gobierno civil se ordena “que se repongan los concejales electos democráticamente en 1931”. Así y salvo pequeñas novedades y bajas por defunción caso de Sanz Revuelto o por haber participado en gestoras del “bienio de derechas” caso de Manuel Calvo (ambos antiguos concejales y miembros del PRR) se repone en el poder local el 20 de Febrero de 1936: D. Luís Arispón Rodríguez.

El nuevo gobierno local, en principio interino, comenzará su política local restableciendo en sus puestos a miembros y funcionarios municipales que fueron “depurados” en 1934 e intentará poner en la práctica todas las reformas estructurales que comenzadas en 1931, fueron paralizadas en 1934: Problemas de carácter económico-sociales: el problema del paro obrero, de la tierra... Problemas de carácter ideológicos-culturales: problema de la vinculación Iglesia-Estado, problema de la Educación. Problemas políticos: consolidación democrática… y poner freno a los extremismos tanto revolucionarios como reaccionarios.

Julio del 36 fue un mes nefasto para Luís. A finales del mes de junio muere su madre. En las Actas Capitulares del día 3 de Julio de 1936, se expresa por parte de los concejales, el pésame a Luís Arispón y curioso es que achacan parte de culpa de la muerte a la situación de “dolor de madre” por haber visto a sus hijos perseguidos y presos (AMM-Sección AACC Leg. 72. Sesión 3 de Julio 1936). Lo más dramático aún no ha llegado, y aún con el luto de su madre sigue trabajando por las reformas.

Inmerso en pleno dolor, continúa trabajando por las reformas de forma vertiginosa: el mismo 17 de Julio de 1936, se propone construir grupos escolares laicos, estafeta de correos... El sábado 18 de julio de 1936 Luís va a Sevilla por la mañana, para ocuparse de estos y otros asuntos (entre esos otros asuntos, destaquemos asuntos familiares como era llevar a la tintorería trajes para teñirlos de negro, por el luto de su madre).

Ya no volvería “a pisar las calles nuevamente de lo que fue Marchena ensangrentada.” El golpe de Queipo, le cogió en la capital hispalense, Luís sería uno más de los marcheneros asesinados como consecuencia directa del golpe de estado de julio de 1936. Desgraciadamente la última vez que veré el nombre de Luís Arispón en un documento de primera mano será en un libro de Defunciones, donde nos indica que moriría por “herida de arma de fuego”, eufemismo para indicarnos su fusilamiento, en las inmediaciones de Alcalá de Guadaíra, el día 26 de Julio de 1936, un día más tarde que siendo vilmente engañados, cayeran asesinados por las calles de nuestra localidad 17 marcheneros, defensores y representantes del gobierno legítimo, democrático y constitucional de España.

Bibliografía: Javier Gavira Gil, “En Busca de una Historia Oculta: La Guerra Civil en Marchena (1936-1939). Marchena, Asociación Dignidad y Memoria DIME, 2007.

Primer apellido: 
Arispón
Segundo apellido: 
Rodríguez
Nombre: 
Luís
Municipio: 
Marchena
Provincia: 
Sevilla