Francisco Pavón González

Francisco Pavón González nació en Galaroza el 1 de noviembre de 1909. Era de oficio aserrador y el alcalde socialista en 1936. Hombre preparado e inteligente, plantó cara a los mineros de Riotinto y no consintió que se hiciera daño alguno a las personas de derechas, incluyendo al cura párroco. Huyó a la entrada de las tropas y pasó a zona republicana extremeña. Combatió en la batalla de Teruel como teniente y durante la guerra conoció a la joven cordobesa Espíritu Santo Garrido Moreno (Castro del Río, 1919). Se casaron en Agramunt (Lérida) y pasaron juntos a Francia.

­­­Allí les separaron, Espíritu Santo fue al campo de Molinet, en el centro del país y Francisco Pavón al de Septfonds, donde a los seis meses salió para cuidar los jardines de la escuela de Castelsarrasin, pueblo situado al norte de Toulouse. Pavón aprendió pronto a hablar francés. Al cabo de un año su esposa se reunió con él y se colocó de cocinera en la escuela. Residían en una casa con huerta y animales situada a las afueras de la población y colaboraban con la Resistencia francesa facilitando alimentos. Se daba la circunstancia de que había soldados alemanes en el pueblo alojados en viviendas particulares y los había también ocupando una habitación en casa del matrimonio. Pero no por ello dejó Pavón de prestar ayuda, aunque tuvo que extremar la precaución y avisar a la guerrilla cuando los soldados no estuviesen. En más de una ocasión —dice su hijo Daniel— escuché referir a mi padre este suceso y solía ironizar sobre el peligro que corría diciendo a mi madre: Uno de estos días nos van a encontrar los vecinos colgados de un árbol.

En Castelsarrasin  nacieron sus hijos Manuel y Daniel. El matrimonio residió luego en Villeneuve-sur-Lot donde nació Raimon y por último se afincó en Granges-sur-Lot, al sur de Burdeos. Y allí, ayudado por sus hijos, trabajó las tierras que tenía arrendadas. Cultivó maíz, trigo, habichuelas, guisantes, tomates, tabaco y árboles frutales. En el año 1966 fuimos desde Galaroza seis sobrinos suyos a trabajar con él en la recolección —afirma Eulogio Pavón— fuimos por tres meses y yo volví también al año siguiente.

Con la democracia Pavón fue ascendido a capitán y cuando regresó de vacaciones a Galaroza en el verano de 1980 —narra su vecino Rafael Blanco— la guardia civil le paró y le pidió la documentación. Al ver el carnet militar le saludaron. Con todo lo que había pasado en la guerra y sufrido en el exilio, se sintió orgulloso de ver a la guardia civil cuadrarse ante un capitán de la República. Francisco Pavón falleció en Granges-sur-Lot, el 6 de noviembre de 1996.

Fuentes: Jesús Ramírez Copeiro del Villar: En tierra extraña. El exilio republicano onubense, autor-editor, 2011 ► Daniel Pavón (hijo, residente en Francia) ► Raimon Pavón (hijo, residente en Francia) ► Francisco Tavira Pavón (sobrino) ► Eulogio Pavón Ortega (sobrino) ► Rafael Blanco Pavón (vecino) ► Francisco Moreno González (cura párroco) ►  Reg. Civ. Galaroza. Nacim. Tomo 11, fol. 127.

Primer apellido: 
Pavón
Segundo apellido: 
González
Nombre: 
Francisco
Municipio: 
Galaroza
Provincia: 
Huelva