Francisco García Ruiz

Francisco García Ruiz, Paquillo el Bonariego, nació en Bonares el 7 de noviembre de 1912, pero con seis años le llevaron a Niebla. Era chófer de profesión, persona de izquierdas y afiliado a UGT. Su quinta fue movilizada en la guerra y sirvió en el Regimiento de Artillería Ligera n.º 3 de Sevilla. En uno de los permisos concedidos para ir a Niebla, decidió desertar y buscar cobijo en la sierra, en la Pata del Caballo, donde se unió a un grupo de huidos de los pueblos cercanos. Una noche de marzo de 1937, cuando se dirigía a una casa de campo para recoger unos víveres, fue detenido y esposado en una batida dada por la Guardia Civil. Cuando en unión de otros presos era conducido a la carretera, salió corriendo con las manos atadas y a pesar de los tiros se alejó del lugar al amparo de la oscuridad. En marzo de 1938 se pasó al bando republicano en el sector de Peñarroya. En la guerra sirvió en artillería, en el 11 Cuerpo de Ejército, en Tremp (Lérida).

Pasó a Francia en febrero de 1939 y por las cartas enviadas a su novia, Josefa Pérez Camacho, conocemos los distintos campos de refugiados donde estuvo. Al cruzar la frontera fue internado en Agde (campo n.º 2, barraca M 4). Allí permaneció hasta agosto de 1939 en que fue trasladado a Barcarès y por su condición de chófer asignado al Parque n.º 3. En octubre de ese año fue enviado a Argelès-sur-Mer y destinado al Parque de Transportes para reparar en sus talleres coches y camiones. En octubre de 1940 se hallaba en el campo de Joffre (Rivesaltes), asignado a la 228 Compañía de Trabajadores de Transportes, que dirigía el capitán Serreau. Estos campos se hallaban próximos entre sí. Allí estuvo hasta la primera mitad de 1941, pues en julio se encontraba en Perpignan en el 410 Grupo de Trabajadores Extranjeros.

A pesar del riesgo que suponía su vuelta a España, deseaba regresar lo antes posible a Niebla por el amor que profesaba a su novia. Al pasar la frontera, el 26 de agosto de 1941, fue detenido, llevado a Figueras y luego al campo de concentración de Reus. Desde aquí escribió a su novia el 21 de septiembre, agradeciendo la carta y el paquete con carne de membrillo, almendras tostadas, diez sobres y papel, un paquete de tabaco y un giro de treinta pesetas. Pasó luego unas semanas en la cárcel de Barcelona y el 7 de noviembre fue trasladado a la Prisión Provincial de Huelva. El consejo de guerra celebrado en esta ciudad, el 10 de febrero de 1943, le condenó a treinta años de reclusión mayor por el delito de auxilio a la rebelión militar. La pena fue conmutada por la de veinte años y aunque desde el 9 de mayo de 1943 disfrutaba de libertad provisional, el resto de la pena se extinguió al aplicarle los beneficios del indulto del 9 de octubre de 1945. Pronto vio realizado su sueño al casarse con su novia Josefita. Adquirió luego un camión a medias con un amigo y acabó finalmente de taxista, oficio que le hizo popular en Niebla. Falleció allí el 28 de noviembre de 1991.

Fuentes: Josefa Bernal Ruiz (hermana) ► Documentación de Manoli y Pepa García Pérez (hijas) ► ADPH. Causa 1989/1941, caja 170/2147 ► Reg. Civ. Bonares. Nacim. Tomo 34, fol. 134 ► Reg. Civ. Niebla. Defunc. Tomo 23, fol. 323. ► J. Ramírez Copeiro del Villar: En tierra extraña. El exilio republicano onubense. Autoedición, 2011.

Primer apellido: 
García
Segundo apellido: 
Ruiz
Nombre: 
Francisco
Municipio: 
Niebla
Provincia: 
Huelva