Fermina Fernández Barea

Fermina Fernández Barea nació en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) el 9 de noviembre de 1936. Durante casi toda su vida su familia le ocultó las circunstancias en las que murió su padre, José Fernández, fusilado por sus ideas.

En los primeros días del levantamiento militar, la represión en Sanlúcar fue terrible. Decenas de sindicalistas, trabajadores y funcionarios municipales fueron eliminados. José Fernández fue detenido y conducido al penal del Puerto de Santa María junto con su padre, que también se destacó por su afinidad a la República. A los pocos días liberaron al abuelo de Fermina. Un coronel franquista, Fermín Hidalgo, amigo de la familia, lo sacó del penal y se lo llevó al frente donde, paradójicamente, tuvo que luchar con el bando de los nacionales.

Con unos días de permiso regresó a su pueblo. Al llegar le detuvieron, pese a los intentos de la familia por sacarle de la cárcel. Fue fusilado un 4 de Enero del año 37, con 26 años de edad, siendo Fermina una recién nacida. A partir de entonces ella y su hermana mayor fueron criadas por su abuela, y en su casa siempre le ocultaron lo sucedido hasta que se enteró por los rumores de unas amigas.

Fermina no ha parado de investigar las circunstancias que rodearon la muerte de su padre.

Primer apellido: 
Fernández
Segundo apellido: 
Barea
Nombre: 
Fermina
Municipio: 
Sanlúcar de Barrameda
Provincia: 
Cádiz