Conrado Márquez Sicilia

Conrado Márquez Sicilia nació en Minas de Riotinto el 8 de octubre de 1901. Entró en la compañía minera el 17 de noviembre de 1913 como pinche y luego pasó a peón ajustador. Se afilió muy joven, en 1915, a UGT y al PSOE. Su afición al fútbol le llevó a ser un excelente jugador del Balompié Valle, uno de los equipos existentes en la mina.

                En el año 1922 emigró con sus hermanos Ventura y Wisliano a San Feliú de Llobregat (Barcelona), siguiendo las andanzas de su tío Manuel Sicilia Iglesias, concejal y sindicalista minero. Allí trabajó como pintor decorador y luego como encargado de obras. Continuó jugando al fútbol en un equipo local, donde consiguió un balón de oro y un traje de regalo. Pero también fue atraído por el ambiente literario de esos años. Así, en mayo de 1929 obtuvo el premio «Poesía amorosa», en el certamen literario organizado por el periódico local El Eco del Llobregat, con su verso A mi amada. Fue socio fundador de UGT y secretario de organización en la comarca del Bajo Llobregat, celebrando las reuniones en su casa. Fue también teniente de alcalde de San Feliú y uno de los fundadores del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC). Contrajo matrimonio con Gabriela Pañella Ribera (San Feliú, 1909, tejedora) y tuvieron dos hijas, Lorenza (San Feliú, 1926) y Pepita (San Feliú, 1929).

                En la guerra fue Comisario de Sanidad en la 60 División del XVIII Cuerpo de Ejército y su esposa Gabriela trabajó en la confección de uniformes para los soldados. Tras la derrota del Ebro se originó un éxodo hacia Francia. La esposa y las hijas sufrieron bombardeos en Barcelona y en Gerona, donde se les unió el abuelo Manuel Márquez, y todos juntos alcanzaron la frontera francesa subidos en un camión. Desde allí fueron los cuatro trasladados en tren a un campo de refugiados situado en Saint-Quentin, en el norte de Francia, cerca de la frontera belga. Conrado Márquez pasó también a Francia y fue internado en Saint-Cyprien, campo nº 14.

                La legación mexicana en París les admitió como asilados políticos y les concedió un visado válido para dos meses. Así que el 10 de mayo de 1939, la familia de Saint-Quentin salió con un salvoconducto para dirigirse a Perpignan y en el puerto de Sête se les unió Conrado. Embarcaron todos ellos en el vapor Sinaia y llegaron a Veracruz el 13 de junio. Inicialmente Conrado trabajó de conserje en las instalaciones del Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles (SERE) y posteriormente ejerció el comercio en Ciudad de México. Adquirió la nacionalidad mexicana en 1941 y compartió exilio con Miguel Hermoso Fernández, alcalde de Riotinto. Conrado Márquez falleció el 22 de junio de 1949 en la capital, con mucha nostalgia, tal y como expresó en su poesía Añoranza en 1929. 

 

Fuentes

► Documentación de Jorge Ojeda Badenes (biznieto, residente en México)

► Rafael Cortés García (investigador)

► AFR. Leg. 679

► MAE/JARE. Informe, Pachuca 18-2-1941

► Informe, México 9-5-1941, M-121

►Fundación Pablo Iglesias, Pasajeros del Sinaia, AARD-271-2

►Va i ve, febrero 1989

►Reg. Civ. Riotinto. Nacim. Tomo 37, fol. 252.

Primer apellido: 
Márquez
Segundo apellido: 
Sicilia
Nombre: 
Conrado
Municipio: 
Minas de Riotinto
Provincia: 
Huelva