Cipriano Gomares Damiano González

(Málaga) 22-9-1916 - Barcelona 17-4-1986.

Huérfano de padre apenas cumplidos los siete años, junto a otros dos varones menores de quince años, su madre se vio forzada a trasladarse a Málaga e ingresar a los dos menores en la Casa de Misericordia durante dos años. Aún niño alterna en distintos trabajos en ayuda de la familia (vende periódicos y golosinas, ejerce de aprendiz de zapatero y de pinche en la construcción) por lo que su formación será la del autodidacta devorador de papel impreso. Su entrada en el movimiento libertario data de la sublevación de Jaca, con 14 años, y su afiliación a CNT de 1931. En mayo de 1931 sufre la primera de las muchas detenciones que le sobrevendrán (se ha dicho que hasta 1937 sumó tres años de cárcel). Fue uno de los fundadores de las JJLL en Málaga de cuya Federación local, primero, fue secretario, y luego también de la provincial, alternando el último cargo con el de secretario del sindicato único de la alimentación de CNT hasta el hundimiento del frente malagueño.

En 1935 en la Agrupación Los Amantes de la Luz, de Málaga. Cofundó, con Santana Calero, el semanario Faro (1936) y con el mismo Santana Calero, Mariano Gallardo y Morales Guzmán Nervio (portavoz de la 147 Brigada) y colaboró en distintos periódicos (Emancipación de Almería, Fragua Social, Hombres Libres de Guadix, Orto y Umbral).

Durante los años bélicos adjunto a la secretaría de propaganda del Comité regional de las JJLL levantinas hasta su elección en mayo de 1937 como secretario de las JJLL andaluzas, puesto que compatibiliza con el de miliciano de la mencionada Brigada. Tras la derrota se encontró en el puerto de Alicante, pasó por los campos de concentración de Los Almendros y Albatera, cárcel de Valencia, castillo de Gardeny (Lérida) donde se le incorpora al batallón de trabajo número 22 con el que recorre Ibars de Urgel, Tudela de Duero y Valladolid, desde donde consigue alcanzar Málaga y aposentarse en Gibraltar.

Su popularidad arranca de sus actividades clandestinas: amparado en el anonimato consigue un puesto burocrático en la Comisión técnica de fortificación de la costa sur, actúa en el sector que va de Algeciras, por Tarifa, Barbate, Cádiz y Jerez, a Sevilla y sirve de enlace a José Pinero (en sus contactos con el comité nacional y Gibraltar) al que facilitaba documentación y vehículos. Asimismo presta apoyo a la guerrilla hasta que localizado, cuando servía en la Comandancia militar de obras de Cádiz, escapa a Barcelona y se incorpora al comité nacional de Manuel Vallejo, del que es designado vicesecretario en 1949; accede al puesto de secretario al huir Vallejo en 1951, cargo que mantiene hasta su detención en 1953. Se le condena a quince años en consejo de guerra celebrado en Madrid, que extingue en Carabanchel y Guadalajara (aquí estudió el bachillerato).

Excarcelado, contacta con la militancia madrileña y se traslada a Barcelona, donde trabaja en una empresa de publicidad (de la que llegó a ser jefe de medios y presupuestos), se relaciona con numerosos militantes catalanes, con algunos de los cuales llega a fundar el grupo Renacer y trabaja en la reorganización de la muy debilitada CNT primero en Cataluña y luego en Levante y Andalucía, sufre dos detenciones, pero logra eludir las acusaciones policiales. El citado esfuerzo organizativo da como fruto el comité nacional de Calle (1962-1964) y la aparición del boletín Vórtice (con Cases); a la caída del comité de Calle, encabeza el comité nacional.

En abril de 1965 es detenido, pero se fuga espectacularmente, pasa a Francia, retorna al poco con documentación falsa, fija residencia en Madrid y se opone al cincopuntismo (editó el boletín Panorama). Detenido en abril de 1970, permaneció tres años en prisión y su libertad definitiva no la alcanzó hasta la muerte de Franco, en que contacta con la organización y cambia su residencia a Barcelona: trabaja en la revista Interviú y colabora en Actual, El Correo Catalán, Diario de Barcelona, Mundo, Sindicalismo. Intervino en las Jornadas libertarias de Barcelona (1977), se inhibió tras los conflictos del congreso de la Casa de Campo (aun cuando se mostró comprensivo con los minoritarios), colaboró en la fundación del CDHS barcelonés, tuvo un lugar en las revistas La Hora de Mañana y Polémica y parece que dirigió Solidaridad Obrera un tiempo. Ha utilizado varios seudónimos: Segundo Canillo, El Niño, Cigadón, Devenir, Paco, león, Antonio González, Yayo. Es autor de: La resistencia libertaria 1939-1970 (Barcelona 1978), en buena parte muy deudor del libro de Juanel y que interesa para el periodo en que Damiano estuvo al frente de CNT.

Fuente: M. Íñiguez: Esbozo de una enciclopedia histórica del anarquismo español. Fundación Anselmo Lorenzo, Madrid, 2001.

Primer apellido: 
Damiano
Segundo apellido: 
González
Nombre: 
Cipriano Gomares
Municipio: 
Provincia: 
Málaga