Ángel Martín Reguera

Ángel Martín Reguera, el Barril, nació en la aldea de Los Molares (Almonaster la Real), el 12 de enero de 1917. Su madre Enriqueta era maestra en la aldea, pero al conseguir su padre Juan Manuel trabajo en la mina Cueva de la Mora, la familia se trasladó a la aldea de La Juliana, próxima a la mina. Al llegar el golpe militar de 1936, el padre fue denunciado por un vecino de ser socialista, pero lo que subyacía era una vieja disputa por unas cabras que habían entrado en el huerto del denunciante y se habían comido las verduras. No tuvo más remedio que huir a la sierra. La esposa quedó a cargo de sus siete hijos, perdió el empleo de maestra y tuvo que dedicarse a vender frutas y verduras con un borriquillo por las aldeas próximas; afortunadamente los hijos mayores ayudaban en las faenas del campo. En 1938 Ángel Martín tenía que incorporarse al servicio militar, pero no hizo acto de presencia. Pensó que al estar su padre huido, lo mejor sería ir en su busca y reunirse con él, así que se fue fugitivo a la Pata del Caballo. Al no dar con su padre siguió hasta Madrid para combatir al lado de la República. El padre fue al poco tiempo detenido y purgó seis años de condena en la Prisión Provincial de Huelva.

Martín Reguera cruzó la frontera francesa en febrero de 1939 y fue internado en un campo de refugiados. Integrado en las Compañías de Trabajo fue destinado a una empresa de reparto en Agen y a otra de obras públicas en Mont-de-Marsan. Tomó parte activa en la Resistencia contra los alemanes desde junio de 1942 a febrero de 1943, fecha en que fue detenido por la Gestapo en Anglade, cerca de Burdeos. Estuvo encarcelado en el cuartel de Baudet (Burdeos), hasta el 16 de enero de 1944. Al día siguiente fue llevado a la prisión de Compiègne, cerca de París y seguidamente deportado al campo de concentración de Buchenwald (Alemania), donde hizo su entrada el 19 de enero de 1944, con el número de matrícula 40.526. Su infortunio acabó el 11 de abril de 1945 al ser liberado por tropas norteamericanas, pero su vuelta a Francia tuvo lugar dos meses después, el 25 de junio.

Tras la guerra, Ángel Martín restableció el contacto con su familia en Huelva; las cartas se sucedían, pero no podía regresar a España a causa de Franco. En Francia trabajó de lavaplatos en un hotel de Périgueux, de leñador en la Dordogne y de vendedor de frutas y legumbres en mercados ambulantes. El 5 de octubre de 1953 contrajo matrimonio con Claudette Coursant, en el Ayuntamiento de Thenon (Dordogne), con la que tuvo siete hijos. También fue peluquero, albañil y trabajó en canteras de piedra y de arena. Por cierto, compró una de estas canteras y la trabajó por su cuenta, estableciéndose en Périgueux. Ángel Martín regresó a Huelva por vez primera en 1964 y aunque ya no pudo ver con vida a sus padres, siguió yendo casi todos los años para visitar a sus hermanos. Falleció en Trélissac, el 7 de mayo de 2000. La hija menor Nathalie es la que actualmente sigue manteniendo contacto con su familia onubense.

Fuentes

Documentación de Nathalie Villessot (hija, residente en Francia); Mª Dolores Martín Reguera (hermana); Bermejo y Checa, Libro Memorial, p. 87; Checa y del Río, Andaluces, p. 244; Reg. Civ. Almonaster. Nacim. Tomo 31, fol. 62; Arch. Munic. Almonaster. Libro Quintas, leg. 230.

J. Ramírez Copeiro del Villar: En tierra extraña. El exilio republicano onubense. Autoedición, 2011.

Primer apellido: 
Martín
Segundo apellido: 
Reguera
Nombre: 
Ángel
Municipio: 
Almonaster la Real (Los Molares)
Provincia: 
Huelva